La animación stop motion llega al Museo Arqueológico de La Serena de la mano de dos películas nacionales